Inicio

 

Somos un proyecto local, casi familiar, no gubernamental, sin fines de lucro y con propuestas simples para preservar la selva, misma que hemos venido custodiando por años en su estado natural, utilizando si acaso métodos sencillos y de muy bajo impacto.

Después de encontrarnos avanzando poco a poco y de forma independiente, nos enfrentamos ahora -especialmente a partir de estos últimos 3 años- con que nuestro intento necesita fortalecerse, razón por la que te estamos invitando a ser parte de nuestros proyectos a través de este sitio y otros medios, ya que necesitamos tu colaboración y tu apoyo muy especialmente ahora, ante todo lo que está sucediendo a nuestro alrededor.

Una bella entrada al sistema de cenotes y río subterraneos "Tatich"

Dentro de la reserva que custodia FSM se encuentra esta bellísima entrada al acuífero que recorre la selva maya en Yucatán y Quintana Roo.

Desde nuestra constitución -hace ya 12 años- nos hemos financiado sin recurrir al turismo, como como es práctica “normal” entre la mayoría de propietarios de tierras en la selva, ni tampoco solicitar o recibir fondos externos Pero ahora, para poder seguir adelante con nuestro intento, para crecer y fortalecernos, necesitamos comenzar a fondearnos como es práctica común en una verdadera Fundación. Esto lo haremos hasta llegar al punto de lograr la independencia económica, lo que ahora es una meta con nuestros proyectos sustentables en marcha.

El apoyo que solicitamos para FSM es mas un trueque que otra cosa, ya que por tu donativo estarás siempre recibiendo, tanto en especie como en tu corazón algo mucho mas valioso a cambio. El hecho es que generalmente las Fundaciones sobreviven solicitado y recibido donativos -algo que no hemos hecho mas allá de los meramente simbólicos $1250 USD recibidos por FSM (a través de nuestra extensión Nature Keepers), única suma aportada por amigos y recibida como donativos hasta hoy, finales de agosto del 2014. Esta es la razón principal por la que aun no hemos tramitado la exención de impuestos para nuestros ahora futuros donantes, pero ahora finalmente ya estamos en ello, para hacer con menos limitaciones lo que esté en nuestras manos por mejorar el estado actual de las cosas en la selva maya.

Un apreciado donativo  es el de Kathy Klein creadora de Danmala,  a través de su calendario 2014, del que por cada copia vendida destina un dolar a Fundacion Selva Maya para apoyar nuestro "Proyecto Meliponas,"que rescata a la bella abeja Maya sin aguijón nativa de estas selvas.

Un apreciado donativo es el de Kathy Klein, creadora de Danmala y de este bello calendario 2014, quien destina un dolar para Fundacion Selva Maya por cada copia vendida, en apoyo a nuestro “Proyecto Melipona” -abeja nativa de esta selva considerada sagrada-  rescatando así a la abeja maya y preservando esta ancestral tradición .

Por nuestra parte no nos interesa juzgar el estado actual de las cosas sino proponer soluciones y actuar. Nuestro propósito es reunir recursos e intereses afines, imitando el comportamiento de una colmena de abejas para proteger y preservar entre muchos esta zona de selva maya. Por esto hacemos un verdadero llamado a todos los que ven con tristeza lo que está pasando aquí y en gran parte del mundo hoy día, para que se sumen y hagan personal este esfuerzo de preservación por parte de nuestra ONG, Fundacion Selva Maya, suya también desde ahora, de manera que la sientan y vivan como una extensión propia, una parte proactiva de si mismos, con la que se vuelven tan actores como lo deseen dentro del cambio hacia el nuevo paradigma, en contraste con la gran mayoría de la población adormecida, que se mantiene inconforme y si acaso solo mirando lo que pasa, pero sin hacer nada para lograrlo.

Aclaro, no hay juicio. Solo creemos que, por el simple hecho de haber nacido en este mundo y viendo las cosas en un sentido estricto, tanto derecho tiene una persona al decidir quemar un neumático en la plaza central (a pesar del perceptible impacto negativo que este acto provoca en otros), como otra persona tiene el mismo derecho si decide sentarse a orar o meditar por el bien del mundo en la misma plaza…. es solo una cuestión de educación y conciencia. Cada uno escoge si se conforma con juzgar o criticar, o si de verdad prefiere ser y actuar. Retomo, es solo una cuestión de conciencia.

ceremonia-28En FSM nos damos cuenta que nuestro intento es sumarnos a otros “granitos de arena” igual o mas sustentables, para que entre todos logremos generar un mundo mejor compartiendo valores verdaderos, que nos permitan hacernos finalmente conscientes de que gozamos de un gran privilegio al estar viviendo y co-creando esta realidad.

La selva da generosamente no solo a los que la habitan y se nutren en ella y de ella, sino que genera un impacto real y positivo para todas las especies del mundo -para nombrar solo dos ejemplos relevantes: como sumidero de carbono y como fuente inagotable de medicamentos. A las personas que vivimos en esta costa del caribe mexicano, lo que ahora se conoce como Riviera Maya, se nos olvida fácilmente que la selva literalmente nos rodea, y que el contacto con ella aunque sea solo de manera visual es cotidiano y vital.

Aunque la mayoría de vecinos viven mas bien enfocados en la belleza del mar turquesa, como nos pasó a todos durante los primeros años de haber llegado, debido al reciente auge de cenotes y ríos subterráneos como destino turístico importante, la mirada de muchos comienza a enfocarse mas en la selva con un resultado ya notorio en cuanto al surgimiento de movimientos y tendencias para la preservación de un patrimonio nacional y mundial, que es vital para los ecosistemas que sustenta.

Damian y Fred revisando "data" de sensores sumergidos para monitorear el acuífero

Damian con Fred Davos (CINDAQ), revisando “data” de sensores sumergidos para monitorear comportamiento del acuífero.

Por otro lado son muchos los vecinos en esta selva maya que se quisieran sumar a este intento de preservar, de conservar, de sustentabilidad… pero los verdaderos apoyos, recursos o estímulos suficientes son difícil de conseguir para que se animen formalmente, por lo que terminan comercializando sus tierras al mejor postor ante el temor de invasiones y aun de expropiaciones. Este “mejor postor” resulta ser la mayoría de las veces desarrolladores sin escrúpulos ni consciencia del daño que hacen. ¿Como se argumenta con alguien así, que utiliza los propios sistemas económico y político manipulándolos para justificarse?

Lamentablemente, el impresionante desarrollo en general de esta zona, así como los intereses particulares que van aparejados, “normalmente” terminan opacando parcial o totalmente los intentos o planes sustentables. Así tal cual. Ya ni siquiera sorprende, nadie parece extrañarse… es solo algo que acontece de una forma u otra.

Pero como comentábamos antes, aunque nos gusta analizar no lo hacemos con la intención de juzgar a nadie, sino para poder proponer lo que preferimos hacer y está en nuestras manos.

Paisaje meliponas

Meliponario “aereo” en FSM, dentro del programa de rescate: Adopte Meliponas / AMe